El Paris Saint-Germain abre la puerta a Neymar Jr

Ha empezado el pulso Neymar vs Paris Saint-Germain. El equipo francés inició este lunes los entrenamientos sin la presencia del delantero brasileño, ausente también por lesión en la Copa América.

A pesar de haber sido citado, el jugador no se presentó a la sesión y el club emitió como respuesta un comunicado en el que condena su actitud y anuncia que tomará las medidas “que sean convenientes”, sin especificar cuáles, conocedor en cualquier caso de que el jugador quiere abandonar París.

El jugador brasileño se ha declarado en rebeldía después que el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, anunciara el pasado viernes: “Sabemos que Neymar quiere irse del PSG, pero también sabemos que el PSG no quiere que se vaya; por lo tanto, no hay caso”. El vicepresidente Jordi Cardoner había anunciado con anterioridad que Neymar se había ofrecido al Barcelona. Leonardo, en referencia a las conversaciones del club parisino con Neymar, cuenta: “Está claro para todo el mundo”.

En el fútbol, dices una cosa y mañana otra. Es increíble, pero es así. No puedo contar todos los detalles de las conversaciones con el jugador. También hemos hablado con el entorno. La posición de todos es clara, pero hay sólo una cosa clara hoy: tiene contrato con nosotros tres años y como no hemos recibido ninguna oferta no podemos discutir nada”.

Neymar ya informó a su compatriota Leonardo, nuevo director deportivo del PSG, que no quería volver a París y que prefería jugar en el Barça que en el Madrid por su complicidad con Messi y Luis Suárez. El brasileño espera que el Barcelona presione a Al-Khelaïfi después de que algunas informaciones hayan asegurado que ya ha llegado incluso a un principio de acuerdo con Bartomeu.

Neymar habría aceptado cobrar la misma ficha que cuando abandonó el Camp Nou y también se habría comprometido a retirar la demanda presentada contra la entidad azulgrana para cobrar una prima de renovación de 26 millones.

El viaje de vuelta de Neymar se presenta mucho más complejo que el de ida porque entonces había una cláusula de rescisión de 222 millones de euros que ahora no se da.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *