Canelo Álvarez: la evolución inmejorable de un boxeador

La historia de Saúl ‘Canelo’ Álvarez es muy peculiar dentro del mundo del boxeo, arrancó desde muy pequeño y, a temprana edad, se ganó la animadversión de la afición, quienes excusaban que el pelirrojo era únicamente un producto de la mercadotecnia televisiva.

Quizás fue la noche del 14 de septiembre de 2013 cuando todo eso comenzó a cambiar, y es que a pesar de haber salido con la derrota, puso su invicto en manos de una de las grandes figuras que ha tenido el pugilismo en la última década, el polémico Floyd Mayweather Jr.

Después de ese duro golpe en el orgullo, ‘Canelo’ buscó la pelea del morbo, esa que desde sus inicios pedía la gente, la reyerta ante Julio Cesar Chávez Carrasco, hijo de la máxima leyenda mexicana, a quien no tuvo problemas en derrotar y se mostró, incluso, displicente.

A Álvarez siempre se le cuestionó por la calidad de rivales a los que enfrentaba, los fanáticos querían ver la exhibición ante una verdadera figura, que en su cintura también ostentara grandes cinturones y eso llegó el 17 de septiembre de 2017, el día en que se midió por primera ocasión ante el kazajo Gennady Golovkin.

Su primera disputa terminó en un polémico y cuestionado empate, algunos vieron ganar a GGG, otros al azteca; lo que nadie puede discutir es que ambos regalaron una buena gala boxística, algo que se le pedía a gritos al jalisciense.

Después de muchas controversias, incluyendo una suspensión por dopaje para Saúl, el 15 de septiembre de 2018 se volvieron a poner los guantes, ahora en la T-Mobile Arena de la ciudad del pecado, en donde el mexicano se terminó llevando el triunfo tras 12 asaltos de boxeo puro.

En aquellas dos citas, Álvarez mostró una cara oculta y es que lució en plan grande en cuanto a la defensa se refiere, las peleas ante Golovkin no eran una cuestión sencilla y logró salir avante en ambas y con poco daño físico.

Ahora, previo a esta pelea ante Daniel Jacobs, hemos visto a otro Álvarez, incluso calentando la pelea durante la ceremonia de pesaje, en donde llegó a los empujones y terminó hasta las mentadas con su rival.

Habrá que esperar para ver el resultado de esta contienda, pero sobretodo para saber cuál será la siguiente prueba para un ‘Canelo’ que ha ido de menos a más y convirtiéndose en el boxeador mexicano mejor pagado de la historia.