La Bestia Zion Williamson

Williamson, que aportó 32 puntos, su mejor marca como profesional, su segundo partido consecutivo con al menos 30 tantos, se encargó de mantener a los Pelicans en la lucha, hasta que surgió también la figura de Gallinari, quien junto a Adams anotó una canasta decisiva en la recta final y llegó a los 11 tantos en el cuarto periodo.

Antes el base Lonzo Ball con un triple desde la esquina del campo había dado a los Pelicans la ventaja parcial de 111-110. Gallinari respondió con jugada de tres puntos y añadió dos tantos desde la línea de personal en el último minuto para el parcial de 115-121.

Junto a Williamson, que anotó 11 de 19 tiros de campo, y 10 de 13 desde la línea de personal, además de capturar seis rebotes, el escolta reserva JJ Redick llegó a los 24 tantos, como segundo máximo encestador.

Otro escolta, el titular Jrue Holiday, respondió con un doble-doble de 14 tantos y 11 asistencias que lo dejaron como el director del ataque de los Pelicans.

Pero el equipo de Nueva Orleans no pudo asegurar el triunfo y rompieron racha de tres victorias seguidas, en un partido que tuvo 22 cambios de líder y 12 empates en el marcador.

Ambos equipos tuvieron un 48 por ciento de acierto en los tiros de campo, pero los Pelicans sufrieron 17 perdidas de balón que los Thunder convirtieron en 24 puntos.

Mientras que los Thunder manejaron con seguridad el balón y apenas tuvieron siete pérdidas, en lo que fue la decimoquinta victoria que han logrado en los 18 partidos disputados fuera de su campo.

Los reservas de los Thunder también volvieron a ser decisivos en la ofensiva de su equipo al superar a los de los Pelicans y en 41 partidos, de los 55 disputados, tuvieron más aportación que los rivales.