Una noche mágica para Harden, de Houston Rockets: 59 puntos

No se detiene. Cada temporada de la NBA consigue quedarse con las luces. La Barba entra en acción y concentra las miradas. James Harden se despachó con otra producción bestial (59 puntos) y en un contexto particular: un partido de 317 puntos. Es la máxima anotación entre dos equipos en lo que va del siglo XXI en un juego sin prórroga. Houston Rockets se impuso por 159-158 a Washington Wizards y ofrecieron una jornada a puro vértigo.

Para comprender mejor. James Harden arrastraba en el comienzo de la temporada un registro de 6 aciertos sobre 40 intentos en tiros de tres puntos. Anoche sacudió esa estadísticas de un plumazo, con 18 de 32 en tiros de campo, con 6 de 14 en triples y en sus manos tuvo el lanzamiento del cierre que le dio la victoria a los Rockets.

La Barba es uno de los jugadores más mirados con recelo por concentrar el juego y muchas veces pensar sólo en su lucimiento, pero sus números impactan: es la sexta temporada consecutiva en la que consigue algún partido de 50 puntos o más, un registro que lo ubica por por detrás de Wilt Chamberlain, que lo hizo diez veces seguidas entre 1959 y 1969.