Warriors evaluarán a Curry y Thompson en febrero

La temporada de la NBA podría vivir un pequeño seísmo a partir del mes de febrero con la vuelta a las canchas de dos de los mejores jugadores de los últimos años: Stephen Curry y Klay Thompson. Según informó la periodista Kerith Burke, de NBC Sports Bay Area, los ‘Splash Brothers’ serán evaluados por los Golden State Warriors el próximo mes.

En el caso de Curry, será el mismo día 1 de febrero cuando se someta a nuevas pruebas para conocer el estado de su fractura en la mano izquierda, sufrida a principios de noviembre. El base está a punto de cumplir los tres meses de baja que se le presuponían y ya se la ha visto tirando a canasta y sin vendaje.

Por su parte, el estado del escolta será revisado durante el parón de la NBA por la celebración del All Star, es decir, del 14 al 16 de febrero. Thompson se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda en el sexto y definitivo partido de las Finales de la NBA de 2019 frente a los Raptors. En aquel momento, Bob Myers, mánager general de los Warriors, aseguró que estaría de baja “como mínimo hasta el fin de semana del All Star”. Sin embargo, su entrenador, Steve Kerr, dio prácticamente por descartada su recuperación para esta temporada.

Ahora, un vídeo del escolta vestido de corto y anotando de tres como si nada hubiera pasado hizo que la afición de los Warriors recuperarse el optimismo. No obstante, la evaluación a la que se someta Klay es clave ya que si hay alguna mínima posibilidad de recaída quizás lo mejor sería que no se precipitara en su regreso, ya que las opciones de que el equipo alcance los ‘playoffs’ son mínimas: con la mitad de partidos disputados, son el peor equipo de la Conferencia Oeste sumando apenas nueve victorias en 41 encuentros.

“NO HAY INTENSIDAD NI HAY NADA”

La acumulación de derrotas también está creando una ambiente tenso dentro del vestuario del conjunto californiano. El tropiezo frente a los Memphis Grizzlies, que fue el octavo consecutivo, desató las críticas de alguno de los jugadores como fue el caso de Omari Spellman: “No hay intensidad ni hay nada. Simplemente estamos corriendo sin cabeza y no jugamos duro. Eso es todo lo que tengo que decir”, reconoció el ex de los Atlanta Hawks.