Warriors vs Rockets Serie 3-2

Golden State Warriors en el quinto partido de la serie ante los Houston Rockets demostraron por que son los campeones, después de ver como su mejor jugador hasta la fecha, Kevin Durant, no podía terminar el choque por culpa de una lesión.

Un mazazo para cualquier equipo que los de Oakland supieron encajar, rehaciéndose en un gran último cuarto para firmar el triunfo (104-99) que pone el 3-2 en la serie y que deja a los californianos a un paso de unas nuevas Finales de Conferencia.

Sin Kevin Durant en cancha llegó el momento de Stephen Curry que despertó en el momento adecuado para asumir los galones de líder de los Warriors. El base, que apenas llevaba 10 puntos y un triple hasta la lesión de Durant volvió a ponerse el traje de MVP con 15 puntos desde la baja de su compañero hasta el final del choque.

Curry no estuvo solo. Kerr recurrió a la ‘vieja guardia’ de los Warriors y esta respondió con solvencia, recordando que sin Durant ellos también fueron campeones de la NBA. Thompson mostró su cara más regular y terminó como el mejor anotador de su equipo con 27 puntos y Draymond Green volvió a rozar el triple-doble (ocho puntos, 12 rebotes y 11 asistencias) antes de ser expulsado con seis faltas personales.